¿Cómo ejerce el Congreso su poder fiscal?


El Congreso ejerce su poder del bolso a través de una serie de mecanismos constitucionales y legislativos que le otorgan autoridad sobre gasto gubernamental y asuntos financieros.

El poder del bolso es una herramienta fundamental para que el Congreso controle e influya en la políticas y prioridades del gobierno federal.

Aquí está cómo el Congreso ejerce su poder sobre el dinero:

1. Autoridad Constitucional:

  1. Artículo I, Sección 9:
    • La Constitución de los Estados Unidos, en el Artículo I, Sección 9, otorga al Congreso el poder de la bolsa. Esta disposición estipula que “No se retirará dinero del Tesoro sino como consecuencia de asignaciones hechas por la Ley”.
  2. Artículo I, Sección 8:
    • El Congreso tiene la autoridad para establecer y recaudar impuestos, derechos, impuestos e impuestos especiales, así como para tomar dinero prestado a crédito de los Estados Unidos. Esta autoridad le da al Congreso control sobre la generación de ingresos.

2. Proceso Presupuestario:

  1. Propuesta de presupuesto del presidente:
    • El Presidente presenta una propuesta presupuestaria detallada al Congreso, que describe las prioridades de gasto, las proyecciones de ingresos y los objetivos políticos de la administración para el próximo año fiscal.
  2. Resolución de Presupuesto:
    • Los Comités de Presupuesto de la Cámara y el Senado desarrollan una resolución presupuestaria, estableciendo objetivos generales de gasto e ingresos. Si bien la resolución presupuestaria no tiene fuerza de ley, proporciona un marco para asignaciones posteriores y legislación sobre ingresos.
  3. Proceso de asignaciones:
    • El Congreso, a través de los Comités de Asignaciones de la Cámara y el Senado, determina cómo se asignarán los fondos federales entre las diversas agencias y programas gubernamentales. Esto implica la aprobación de 12 proyectos de ley de asignaciones, cada uno de los cuales corresponde a diferentes áreas de gasto gubernamental.
  4. Autorización y Apropiación:
    • Los proyectos de ley de autorización establecen o continúan programas federales, mientras que los proyectos de ley de asignaciones proporcionan la financiación real. Ambas cámaras deben aprobar estos proyectos de ley para que se asignen los fondos.
  5. Resoluciones continuas:
    • Si el Congreso no logra aprobar todos los proyectos de ley de asignaciones antes del final del año fiscal (30 de septiembre), puede aprobar una resolución continua para financiar temporalmente al gobierno en los niveles existentes.

3. Poder para gravar y pedir prestado:

  1. Autoridad Fiscal:
    • El Congreso tiene la autoridad para imponer y recaudar impuestos, determinando los flujos de ingresos disponibles para el gobierno federal.
  2. Autoridad de préstamo:
    • El Congreso controla la capacidad del gobierno federal para pedir dinero prestado. Debe autorizar cualquier aumento en el límite de deuda, lo que permitirá al gobierno cumplir con sus obligaciones financieras.

4. Supervisión y rendición de cuentas:

  1. Supervisión del comité:
    • Los comités del Congreso, en particular los Comités de Asignaciones de la Cámara y el Senado, realizan supervisión para garantizar que las agencias utilicen los fondos según lo previsto y que los programas sean eficaces.
  2. Auditorías e Investigaciones:
    • El Congreso puede realizar auditorías, investigaciones y audiencias para evaluar la eficiencia, eficacia e integridad de los programas y agencias federales.

5. El proceso de destitución:

  1. Poder de acusación:
    • La Constitución otorga al Congreso el poder de impugnación, permitiendo a la Cámara de Representantes acusar al presidente, vicepresidente u otros funcionarios civiles de “crímenes y faltas graves”. Si bien no es exclusivamente una herramienta presupuestaria, el impeachment es un poderoso control de la autoridad ejecutiva.

6. Techo de la deuda:

  1. Legislación para elevar el techo de endeudamiento:
    • El Congreso debe aprobar legislación para aumentar o suspender el techo de la deuda, permitiendo al gobierno pedir prestado fondos para cumplir con sus obligaciones. No abordar el techo de la deuda podría llevar al default.

Conclusión:

El poder del bolso es una herramienta crucial que permite al Congreso controlar Gastos gubernamentales, asignar fondos en función de las prioridades políticas y responsabilizar al poder ejecutivo por el uso de los fondos públicos.

A través de proceso presupuestario, impuestos, autoridad para endeudarse y mecanismos de supervisión, el Congreso ejerce su autoridad constitucional sobre asuntos financieros.

es_ESEspañol